Como mejorar la atención al público en un locutorio

1

A lo largo de esta última semana y por circunstancias profesionales distintas a las labores habituales de nuestro locutorio, me ha tocado leer mucho acerca del marketing para pequeños negocios, y me han abierto los ojos varias lecturas que creo son buenas conocer también para este tipo de negocios.

mejorar la atención al público en un locutorio

mejorar la atención al público en un locutorio

Según algunos autores, hasta un 70% de las decisiones que toma un cliente están relacionadas con la forma en que son tratados. La atención al cliente es uno de los elementos que mayor capacidad de diferenciación aporta en el proceso de venta. Una buena atención al cliente es, además, imprescindible para conseguir su fidelidad.

Y he tenido la oportunidad de observar desde lejos, como mi mujer, que es la persona que en nuestro locutorio, atiende y conoce a todos los clientes, se hace ganar el respeto, la admiración y la credibilidad de todos sus clientes por varias razones pero por encima de todas están las 5 que estimo son vitales para nuestros clientes vuelvan mañana, pasado mañana y al otro día y son:

  1. CONFIABILIDAD. Es capaz de inspirar confianza y me gustaría destacarla como la primera razón más importante en un locutorio, por que es algo imprescindible para que la atención al cliente pueda ser definida como buena.
  2. CREDIBILIDAD. Totalmente relacionada con  la confianza y veo que la ganamos actuando en cada acción en beneficio del cliente y siendo muy honestos, aunque esto supone en alguna ocasión perder una venta o en algunos casos vender algo a un margen algo inferior o cederle a un cliente la oportunidad de ir a otro locutorio ya que mi servicio es caro, o no tengo o que pide o quizás aun estoy en inferioridad ante mi competencia (… y me toca aprender que a la próxima esto no me lo puedo permitir)
  3. PROFESIONALIDAD. Cuando me hago pasar por cliente de otro locutorio que ocasionalmente he pasado por allí y pido por ejemplo 15 minutos de Internet, intento ver que me puede ofrecer el vendedor que esta en el mostrador, le pregunto e intento informarme, me hago del despistado con la sana intención de que me suelte todos sus conocimientos al respecto de cualquier tema. Y evalúo su profesionalidad. Si no sabe lo que me está vendiendo ni cómo lo tiene que vender, por mucha buena predisposición que le ponga, no será ni confiable ni creíble. Por eso prepararse, formarse, conocer bien tus productos y asesorar con seguridad y confianza a un cliente es hacerle ver que está en un buen sitio para comprar ese producto.
  4. DISPOSICION. Me es muy difícil poder definir esta cualidad para atender en un locutorio, pero sería algo así como tener actitud orientada al cliente (él es nuestro motivo para trabajar…) para satisfacer la necesidades y requerimientos de él y hacerlo de una manera habilidosa y rápida.
  5. CORTESIA. Algo que de pequeños, todos nuestros padres, nos enseñaban como, la buena educación. La cortesía y la buena educación ha de ser creíble, natural y si es exagerada y artificial, inmediatamente va a levantar sospechas en nuestro cliente. Da los buenos días o las buenas tardes a todos, aunque no te respondan, dales las gracias po0r cualquier compra que hagan, una llamada, un giro, unos minutos de Internet, o un chicle, transmite tu sonrisa muy sincera, alégrales la cara cada día con una pregunta, interesándote por ellos personalmente.

Aprovecha para bien, que los clientes saben que el trato en el pequeño comercio es más beneficioso para el cliente y un locutorio es un pequeño comercio. Recuerda que en el locutorio, es muy fácil que el cliente primero te pregunte y luego decida, pero siempre lo hará en base a la información clara, sincera, y creíble que le hayas proporcionado.

En definitiva el cliente te pide estas 10 cosas, cuando le atiendes:

  • Quiero que te ganes mi confianza
  • Inspírame o hazme bien la pelota
  • Se simple, no me cuentes rollos
  • Déjame que yo como cliente, decida
  • Guíame, no tengo ni idea, pero no te aproveches
  • Quiero que estés a mi disposición
  • Haz lo posible por conocerme
  • Excede mis expectativas
  • Compénsame, soy un cliente buenísimo
  • Y por último, ya sabes que soy tu mejor cliente.

Si al final haces creer al cliente que le respondes a todo lo que te pide y le das todo lo que te demanda, él mañana volverá a comprarte, pero recuerda que mañana tendrás que volvértelo a ganar.

¿Y tu que haces para que tus clientes queden satisfechos en tu locutorio?

one responses

  1. [...] Honrarás a tu cliente y a tu clienta. [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>